Thursday, September 13, 2007

Mi primera vez en el Estadio



Eran las 6 de la tarde de hoy y estaba en la universidad con Dennys pensando en qué podíamos hacer hasta las 8 de la noche que empezaba el partido Perú – Bolivia. En teoría, íbamos a ir a su casa y me iba a quedar ahí hasta que termine el primer tiempo para poder regresar tranquila a mi casa, sin la congestión vehicular que suele ocasionarse en las horas punta limeñas.

En nuestro camino al paradero empezamos a divagar y soltar ideas sueltas con respecto a ir al Estadio. Me dijo: “Habla, vas?”, “vao pe” le dije.

6.30 p.m.
UBICACIÓN: Dentro de una couster en el tráfico insoportable de la Javier Prado.
Mi destino: El Estadio Monumental de Lima.


Una vez, vi en una peli que un niño se emociona sobremanera al saber que va a ir a Disney. Empieza a imaginar todas las experiencias que vivirá ahí, los personajes que conocerá y sobre todo, el show que presenciará. Ahí estaba yo, emocionadísima porque por fin, por primera vez en mi vida, iba a ir a un estadio: me sudaban las manos, y empezaba a imaginar que iba a ver de cerquita a los jugadores, y que iba elevar gritos desaforados para festejar un gol de mi seleccionado.

Llegamos al Estadio y un sinfín de revendedores nos ofrecían las entradas con un porcentaje de incremento para que ellos obtengan ganancias por su “negocio”. Yo, para que no digan que soy tan ignorante, sí sabía de la existencia de los revendedores, pero desconocía totalmente que Occidente es la mejor tribuna de un estadio, la 2da mejor es oriente y de ahí le siguen las populares norte y sur.

Heme ahí, cual chiquilla emocionada que va a conocer a Mickey Mouse, iba a ver jugar a mi Selección Nacional en un partido amistoso contra Bolivia. Dennys revisó las entradas del revendedor de las mil formas posibles porque cabe la aclaración que puede ser falsificadas (insisto, yo ni enterada). En fin, logramos entrar al Estadio Monumental. No podía creerlo! Iba a ver a los cracks del fútbol peruano: Ñol Solano, Claudito Pizarro, Paolo Guerrero, Acasiete, Juan Vargas, Hidalgo y disculpen si me olvidé de otro importante pero son pocos los que recuerdo.

Qué risa me dio al ver que toda mi imaginación se vino abajo cuando me percaté que desde mi ubicación, con las justas iba a poder diferenciar a los jugadores por el color de la camiseta, las medias o, por último, el color de los chimpunes. Qué decepción más grande había sufrido! Ilusa yo, quise irme super adelante para poder verlos de cerquita pero Dennys no me dejó porque dijo que desde ahí no podríamos ver toda la cancha. Supuse que tendría razón y no le di más vuelta al asunto.

Iniciado el partido, no podía diferenciar qué jugador era el que tenía la pelota. Era frustrante! Recordaba que era más fácil verlo por la televisión ya que ellos nos lo dan todo explicadito y hasta con repeticiones. Bah! Para qué pagar una entrada al estadio si en mi tele veo más chévere un partido?. Mentira!!! No es lo mismo, los sentimientos son diferentes, el ambiente y algarabía de la hinchada es contagiante y sólida.

Por ejemplo, algo que me pareció bien chévere, y a lo mejor todo el mundo ya lo ha vivido, es ese juego de las olas humanas. Se ve bien paja que toda la hinchada esté sincronizada y haga la ola humana en todas las tribunas. Al principio, me dio vergüenza seguirla porque no estaba acostumbrada a acudir a este tipo de espectáculos y aún sentía que no pertenecía al ambiente. Pero después, esperaba como loca que por ahí creen una ola humana para poder seguirla.

De verdad me pareció una experiencia bien chévere. Desde los revendedores de entradas, hasta los ambulantes que ofrecen toda clase de comida a los espectadores durante el partido. Ahora, mi firme promesa es ir a ver el partido entre Perú y Paraguay este 13 de Octubre, si no me equivoco. Pero, para esa fecha, ya no seré YO Y MI NUEVA EXPERIENCIA EN EL ESTADIO, sino que seremos una hinchada fiel a su selección que la apoyará en el proceso de eliminatorias.

Quién dice que una no puede aprender de Fútbol?

1 comment:

Olga B. said...

amiga esta lindo tu post, sobre todo tu historia de amor :D..a mi me daria un poco de roche contar la mia, pero que bueno que te atrevas, y creo que pongo el comment en el post equivocado, pero igual las fotos de este tambien estan cheveres...jaja, cuidate mucho...;).mucha suerte