Thursday, August 30, 2007

Televisión Basura

¿Interés público?

El programa de espectáculos que conduce Magaly Medina es una controversia constante entre los televidentes. Algunos afirman que los “ampays” que saca al aire durante la transmisión de su programa son de interés público porque informan a la población acerca de los personajes del entorno artístico, hecho que es aceptable. Por otro lado, están los que rechazan tajantemente este tipo de programas porque ventilan la vida de seres humanos que trabajan como cualquier otra persona y tienen derecho a reservar su vida privada.

Si se cuentan las situaciones en las que Magaly Medina ha sido enjuiciada por difamación se puede resaltar que el programa que conduce causa daños, algunas veces irreparables, en la vida de las personas. Sin embargo, esta “periodista” sigue viviendo de los chismes y de la privacidad de los artistas del espectáculo a los que ella denomina “Cholywood”. Esto se debe a que fomenta la necesidad del público en conocer más a los artistas, pero no
sólo basta con saber dónde trabaja, cuánta experiencia tiene en su rama, entre otros asuntos que realmente sí son de interés público.

La gente gusta del morbo, y Magaly ha logrado generar esta necesidad a través del “ampayfono” que es un número de contacto directo con el programa para que cada vez que los espectadores vean a algún artista en una situación “comprometedora y picante” llamen a dicho número y las cámaras del Magaly estarán en el lugar de inmediato.

La vida privada de los artistas está siendo vendida y el propio público apoya dicha actividad. ¿Qué productivo se puede sacar de este programa?, ¿podemos avanzar a través de la manipulación de vidas ajenas? La periodista dice que en realidad no entiende cómo el público la quiere tanto. Definitivamente, esa es su defensa porque sabe cómo generar expectativas en el público, cómo tirar el anzuelo para que los espectadores lo cojan y la sigan a donde vaya.

Claro ejemplo de la programación basura que emite son los videos que publica en su show televisivo, muchos de ellos violentando locales privados y grabando escenas de la vida íntima de las personas que lo único que hacen es trabajar en el espacio público para el deleite de los televidentes.

La vida de estos personajes no es un juego, ¿qué pasaría si nosotros fuéramos expuestos a este tipo de shows? ¿Si es que en algún momento cometemos algún error producto del alcohol y esa situación es publicada para la diversión de las personas? Sin embargo, hay gente que vive de esos programas, gana dinero fácil alegando que es un trabajo de investigación periodística la labor que cumplen de informar a la población sobre la vida privada de los protagonistas de la esfera pública. ¡Vaya investigación! Por eso es que mucha gente con talento se reprime en buscar oportunidades por estos terrenos porque prefiere vivir en el anonimato pero feliz.

1 comment:

Christian Manrique said...

Moraleja: en la entrada del set de Magaly TV se deja la ética en la puerta...